viernes, 16 de octubre de 2015

tough shit... pero así es la vida.


Tengo tantas cosas que compartirles esta semana, pero creo que el espacio no será suficiente. La última vez que estuve por aquí les dije que no era momento de tirar la toalla (aún), que de peores había salido y ¿qué creen? Sigo hundida, pero por lo menos esta vez mi cliente reconoció el esfuerzo. Algo es algo.


Por otro lado ya he trabajado bastante mi madurez emocional, varias personas me habían dado el feedback de que necesito aprender a controlarme mucho más ante determinadas situaciones y no voy a mentirles, sigo con el sentimiento a flor de piel, porque así soy; vivo intensamente. No sé si sea bueno o malo simplemente soy así.

La cosa es que esta semana por alguna razón que desconozco, di las señales equivocadas y digamos que la vida me aplicó un lindo: "te lo agradezco, pero no" y la verdad es que estoy OK con ese no, antes hubiera mentado madres y seguramente hubiera llorado desconsoladamente, pero la realidad es que por ahora estoy OK.

Hace 2 años un lío (y digo lío porque vaya que fue caótica nuestra "amistad") que ahora es un gran amigo me dijo: "no hagas preguntas si no estas preparada para escuchar la respuesta." En este caso creo que hice la pregunta porque necesitaba escuchar la respuesta.

Mi otro highlight de la semana es que estoy negociando con Saadia tener un podcast en Dixo, falta la parte difícil: convencerlo. Manden vibrita buena ondita para que pronto en vez de leerme puedan escucharme (;

No hay comentarios:

Publicar un comentario