jueves, 9 de julio de 2015

After all nothing looks the same...



Durante más de un año guardé cierto resentimiento a muchas personas, de hecho a la mayoría de las personas que me fallaron desde que me salí de casa. Hoy estoy feliz porque por fin tengo un momento para mi y que mejor manera de pasar el tiempo que escribiendo desde mi lugar feliz: my little studio. Hoy estoy en paz conmigo. ¿Listos para leerme? Ahí les va:

Hace poco más de un mes mi vida en el trabajo estaba por cambiar drásticamente. Llegaron mis 2 incentivos: 
1. Los chinos
2. Carolina

Nunca antes me había enfrentado a jornadas laborales tan largas como las de las últimas 4 semanas. Nunca antes me había quebrado frente a un cliente, ni me había sentido tan vulnerable ante los ojos de todos, pero también es cierto que nunca antes había andado ese camino que ahora me toca recorrer y que me encanta.

No quiero venir a contarles que estoy súper ocupada y que no me da la vida para nada extra que no sea la chamba porque sería una mentira. Lo que quiero realmente compartir en este lindo espacio con ustedes es mi felicidad y mis éxitos.

La semana pasada me quedó clarísimo que estoy en el lugar correcto con la gente indicada. Jamás me había sentido tan apoyada por la gente que me rodea. Es lindo cuando la gente en lugar de buscar tus errores, busca la manera de hacerte crecer y aprender de ellos.

Después de mi semana del terror llegó mi momento de ver la luz al final del túnel. Como dicen por ahí los tiempos de dios son perfectos: todo empezó cuando mi primer milagro (los chinos) llegaron a mi vida para que me diera madrazos marca ACME, pero me di cuenta de que cada golpe ha valido la pena. Hoy me llevo una estrellita en la frente y no dejaré que nadie me haga creer lo contrario. 

Mi segundo milagro se llama Carolina, mi Project Manager. No la conozco bien todavía, pero para mi es la luz al final del túnel que tanto esperaba. Insisto después de meses de estar un poquito pérdida y querer comenzar a escribir ese nuevo libro del que ya les había platicado, oficialmente estoy en paz conmigo y en perfectas condiciones para hacerlo (:

Vida: ¡Gracias por darme tanto! 




No hay comentarios:

Publicar un comentario