jueves, 15 de enero de 2015

The one who change my life forever

Que difícil es cuando sientes que tienes que descubrir algo sin importar las consecuencias que esto pueda tener. Hasta la fecha y lo mantengo, en tiempos difíciles me repito la siguiente frase a mi misma: "era algo que tenía que hacer y no me arrepiento de nada aún cuando perdí un par de amistades importantes por darle preferencia a otras."

Es cabrón cuando sabes que estás en una situación que no te va a dejar en donde tu quisieras acabar parada... es una situación que ya se convirtió en algo cómodo, pero como bien dice un amigo lo cómodo nunca es satisfactorio.

Odio cuando la gente me dice: "mereces algo mejor." Y más odio que me lo digan porque muy en el fondo te hacen cuestionarte si estas tomando la decisión adecuada. La cosa es que yo sé que algún día estaré con esa persona que me haga muy feliz, no me queda duda... el problema es que ahorita yo soy feliz viviendo al límite experimentando todas esas cosas que a lo mejor mas adelante no experimentaré.

Es divertido invertir un poco de tu tiempo con una persona que no te juzga en lo que no quieres ser juzgada... y no sólo eso, es una persona que te enseña a vivir la vida como no lo harías. Es una persona que te deja vivir y divertirte un poquito rompiendo todo esquema de lo que esta bien según la percepción de tus padres o conocidos.

AMO poder ser musa por un día y tener la oportunidad de registrar esos momentos... porque más adelante cuando este arrugada y viejita será un recordatorio de que en algún momento la pase re-bien siendo joven y bella.

Si en el futuro me animo a escribir mis memorias le dedicaré un capítulo com.ple.ti.to a esta etapa de mi vida y el final del libro dirá algo así: y si, estás muy cabrón. Lucky for us that we are such good friends (hopefully).

No hay comentarios:

Publicar un comentario