jueves, 14 de mayo de 2015

& wanted it , wanted it bad...


Es curioso como el tiempo tiene una respuesta para cada pregunta. Hace muy poco me dijeron lo siguiente: "No sabes tomar un no por respuesta." y debo decirles que quien me lo dijo no se equivocó. No me gusta que me digan que no... sin importar cual sea la cuestión.

En esta ocasión me tocó aceptar el no. Los primeros días la verdad son terribles, pero creo que el tiempo tiene esa extraña habilidad de enseñarte que aunque no quieras soltar algo es mejor hacerlo. Al final todo se acomoda y en mi caso puedo decirles que TODO va bien.

Siendo completamente honesta con ustedes cuando pienso en mi vida hace 2 años, jamás hubiera pensado que hoy estaría viviendo sola y feliz. Yo sé que en casa no están 100% de acuerdo con las decisiones que he tomado en este largo camino que estoy recorriendo, pero yo estoy en paz y creo que todo, absolutamente todo son aprendizajes.

Hace un ratito reflexionaba con mis dos mejores amigas de la agencia sobre estas rachitas de "malos" momentos que me han tocado vivir en los últimos 6 meses. Se me ha concedido lo que he querido: es decir, deseaba un mejor trabajo con gente que no fuera intensa ni metiche y lo obtuve. Me gusta lo que hago y las semanas se me pasan en friega. Económicamente no estoy mal... es decir no estoy boyante, pero tampoco tengo grandes deudas y me alcanza para vivir sin preocupaciones.

La relación con mi familia mejora con el tiempo, mis proyectos personales van creciendo de poquito en poquito y a veces me dan ganas de abandonarlos, pero tengo fe en lo que hago y es díficil tirar la toalla cuando deseas que algo que construyes día con día se convierta en un proyectote.

El depa que conseguí, es un estudio (chiquito), pero me gusta. Cuando llego a casa no es felicidad lo que siento, es tranquilidad y eso para mi es otra forma de felicidad que me llena. Poco a poco voy cumpliendo mis metas. 

Hay días en que me despierto y no me encanta la idea de estar soltera, pero creo que justo ahora es mi momento de estarlo. Tengo que aprender a disfrutarlo y debo decirles que hay días en que valoro muchísimo mi tiempo, los días en que necesito compañia busco consuelo en casa o con mi vecina "La argenta".

En 6 días cumplo 30 años. Cuando me corrieron de casa tenía 28 recién cumplidos, NADIE de mis amistades pensó que iba a sobrevivir afuera. Hoy volteo a ver la glugli que era cuando me salí (la niña que no sabía hacer nada, ni sabía que quería de la vida) y hoy veo  a una mujer que sabe bien hacia donde quiere ir y lo que busca. Hoy más que nunca estoy orgullosa de mis logros en el corto plazo. Me falta un largo camino por recorrer, pero por lo menos ahora me queda claro que estoy en el track correcto. 

¿Ahora les queda claro por qué no acepto un no por respuesta?