martes, 22 de noviembre de 2011

Hay veces en que conseguir lo que nosotros queremos esta fuera de nuestro alcance y como bien dice el dicho: a fuerza ni los zapatos entran, es sólo que a veces, you might be lucky enough and get what you want... even if what you want, is someone to love you back.

Yo no conseguí lo que quería, deje de perseguir esa idea. Desde entonces estoy tranquila. A veces querer tanto a alguien resulta desgastante y poco productivo. Al final no fue tiempo perdido porque hace poco recibí algo pequeñito pero, que para mi fue muy significativo. Fue así como corroboré que valió la pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario