miércoles, 28 de septiembre de 2011

There she goes...

Mientras Mayi cuenta una conmovedora historia en su blog sobre como logró convertirse en una mujer independiente que le ha demostrado a sus padres que al mudarse de casa estará bien si un día ellos llegarán a faltar (toco madera). También se demostró que podía con ese reto y logró convertirlo en algo hermoso y gratificante.

Yo sólo puedo pavonearme por el hecho de que en Marzo acabé de pagar mi primera gran adquisicón conocida como #MyPrecious. No es nada más que un simple reloj que me salió a precio de quetzal. Quizá fue una compra estúpida pero yo también buscaba demostrarme en ese momento que podía con el reto de tener algo de valor adquirido por mi esfuerzo y no por el de mis padres.

Si hay alguien a quien admiro es a Mayi. Es una persona única que a pesar de no conocerla en el mundo 1.0 me he enseñado un montón de cosas a través de sus experiencias que comparte con nosotros humildes tuiteros. Comparada con ella, poco sé de la vida, pero sepan una cosa: me considero afortunada de tener este cachito 2.0 de ella en mi vida. Es por ella, que aquel affair para mi no es un fracaso, me dejo esta joyita conocida como absolut valium en el bajo mundo :P

1 comentario:

  1. de ahi cosas como que "la felicidad no es un punto al cual llegar.. si no la transicion en si."

    Duwwie.

    ResponderEliminar