jueves, 22 de julio de 2010

Y después de mucho pensarlo...

Llevo un ratote pensando si debo escribir esta entrada o no, pero hoy recibí un mail que me hizo decidir que no es tan mala idea hacerlo. Primero que nada porfavor les pido NO se tomen lo que voy a poner como agresión (que quede claro que yo no estoy exenta de lo que estoy por escribir).

Holly molly! Probablemente con lo que les diga en este post me este proyectando en un 90%, pero en el fondo ustedes saben que es cierto, que no es tan errado mi post. El fin de semana fuií a SLP e invité a una vieja amiga. Ella es tuitera, no es tan activa como otros y cuenta con pocos followers (realmente a ella no le interesa tener muchos, le da lo mismo).

Durante todo el viaje noté que no podía pasar más de "x" tiempo sin checar su BB y me vino a la memoria la época en la que yo era tuitera y así tal cual como la ví a ella, me ví en un flashback y recordé como mamá me decía: "carajo, deja tu pinche madrecita y convive con la gente" , por supuesto yo me enojaba y le daba el avión.

Es más en Navidad estabamos en familia, abriendo los regalos y yo no podía dejar de checar mi tuiter, hasta recuerdo haber tuiteado algo así: "dejen de tuitear y convivan con sus familias". Ahora que no soy parte de esa adicción y veo a los demás tan adictos, entiendo la molestia de mi mamá.

Llega un punto en donde es muy molesto ver a las personas enajenadas con su smartphone sin prestar atención a lo que sucede a su alrededor y les juro que no lo digo por ardida (I mean been there, done that, had my fun). Ahora que ya no estoy en tuiter estoy mucho más tranquila, respeto a la gente que forma parte de esta red social, finalmente es muy entretenida y tiene cosas interesantes que aportar.

Para mi es una gran satisfacción primero que nada decirles como former tuitera que el 16 de julio cumplí 2 meses ya sin tuiter (sé que es poco, pero para lo adicta que era, creanme que es un gran logro) y comento esto porque recientemente he recibido mails de followers con los que interactuaba poco, en dónde me preguntan si ya no estoy en tuiter, me dicen que les gustaba leerme y que me extrañan (suena muy diva de mi parte que venga a presumirles esto, pero es lindo saber que de alguna manera trascendí siendo @glugli en la vida de algunas personas).

Por otro lado, también es increíble ver que amig@s con los que interactuaba poco por tuiter (quiza por flojera o porque no teníamos ganas de tuitearnos, que sé yo, pero al final teníamos la certeza de que ahí estabamos) me han buscado y me comentan que me extrañan. Es curioso que ahora que NO estoy dentro de esta red social veo mucho más a mis amig@s tuiteros que cuando estaba ahi.

Yo sé y entiendo perfectamente que estar dentro de twitter facilita la comunicación entre personas y es una herramienta útil en muchos aspectos. Si se trata de hacer planes es muy fácil contactar a la gente por este medio e invitarlos, ahorrándote la llamada ó la molestia de enviar un mail personalizado, pero también es cierto que vuelve mucho más frias e impersonales las relaciones.

Pa que me entiendan... se me hace un poco feo que las felicitaciones en los cumpleaños sean vía tuitter y que la gente ya no se tome la molestía de marcarte. Es mucho más cálido escuchar la voz de la persona y a veces es necesario y preferible a que te escriban un frío e indiferente "Felicidades", ya sea por tuitter o por facebook.

Si algo he de confesarles es que hay días en que me arrepiento horrores por haber tomado la decisión de cerrar mi cuenta, no crean que no, porque era mi medio de contacto con algunas personas que de plano ya no hay forma de contactarlas (por distintas razones: la situación lo impide, no era tan cercana la relación, etc., etc...).

Por otro lado, siento un gran alivio al no postear en 140 caracteres cada vez que tengo un azote. depresión. trauma. issue. inserte la palabra de su preferencia, porque neta creo que a veces eso puede dar mucha flojera..., y entiendo cuando la gente lo hace, finalmente somos humanos que sentimos y necesitamos desahogarnos, para algunos su catarsis es vía tuiter pero llega un punto en que se vuelve rutina y llega a dar huevita.

Al final del día cada quién es libre de hacer lo que quiera y sus razones son tan validas como las de cualquier persona. Yo sólo quiero decirles que los quiero mucho, que agradezco todos sus mensajitos y mails y que de verdad me da mucho gusto saber que dejé mi huella, creanme cuando les digo que ustedes también dejaron su marca en mi.

PS: Como consejo les recomiendo de vez en cuando desconectarse de TODA red social y regresar a lo básico, verán como lo disfrutan al triple que si están conectados 24/7. Besotes

No hay comentarios:

Publicar un comentario