viernes, 26 de febrero de 2010

Tanatología y algo más...

El otro día escuchaba a mamá hablar de la tanatología, parece todo un arte eso de aprender a despedirse. Yo digo que despedirse de alguien nunca es fácil y bueno claramante despedirse de alguien enfermo debe ser sumamente dificil, sin embargo dicen que quien lo sabe hacer obtiene una paz interna impresionante.

Yo no lo había pensado hasta que oí a mamá hablar de esto y quizá saber decir adiós en el momento correcto es una GRAN GRAN terapia. A lo mejor no es una tarea sencilla, quizá sea sumamente doloroso, a lo mejor el vacio que sientas a la post-despedida sea enorme y sea dificil de llenar ese hueco tan grande que dejaron en ti...

Sin embargo dominar el arte de saber decir adiós, debe ser algo que todos debemos aprender. Muchas veces nos aferramos a cosas que no deberíamos (y no hablo sólo de personas sino de situaciones en la vida en general, son cosas que a la larga nos causan más daño que beneficio, pero muchas veces nos cuesta trabajo aceptarlo).

A veces decir adiós es dejar ir una ilusión, una esperanza, un sueño... pero no se desanimen, recuerden que siempre vienen cosas mejores y yo en verdad hoy más que nunca creo que si uno es buena persona en esta vida, la vida será buena contigo también, no todo es drama...

Hay muchas cosas lindas que son para disfrutarse... para vivirlas... para admirarlas... situaciones que se tienen que aprovechar. Yo ya llevo un ratote sorprendida, gratas sorpresas han llegado a mi y no podría estar más feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario