lunes, 9 de noviembre de 2009

Recuerdo de un crucero...


Cada vez falta menos para mi viaje a tierras yankees. Ahora si ya tengo boleto de avión en mano... la huida tendrá lugar el 23 de Noviembre, brinco de emoción! Estoy muy mal (ya lo sé), pero hace tanto que no hago 1 viaje que me emociona irme al gabacho... no cabe duda que de vez en cuando es necesario salirse de la rutina, just for a little change (y también por hacerle a la mamada, I mean why not?).

Hoy por la mañana estuve recordando aquel viaje que hice con mi former lover a Miami, donde nos fuimos de crucero. De una manera muy extraña y muy a mi forma de ver y sentir las cosas extrañe ese momento. Quisiera tener un viaje así pronto, el problema es que por el momento no tengo con quien hacer dicho viaje.

Nunca antes había hecho un viaje en barco, fue mi primera experiencia (y deben saber que esos rollitos que la gente te echa de que lleves tu cajita de pastillitas Vontrol... no deben tomarse a la ligera), yo pensé: "que exagerada es la gente", pero igual fui precavida y lleve mi vontrol.

Gracias dios por haberlo hecho, el mareo y las ganas de vomitar que sentí no las olvido hasta la fecha. Sin embargo la experiencia en general fue maravillosa (aunque confieso que tuve miedo de que una ola gigante nos arrollará en algún momento). Convivir con la gente de dicho barco, ver los paisajes, pasear por Nasseau caminando... ay no sé, había algo en el aire tan peculiar en aquel entonces.

A pesar de que mi madre estuvo en contra de que realizará dicho viaje con mi queridito, no me importo y lo hice. Me perdí de tremenda boda en NY por irme a esa aventura, pero saben una cosa, no me arrepiento. Viajes como ese son lo que uno nunca olvida, los que se quedan para siempre...

No hay comentarios:

Publicar un comentario